Mujeres embarazadas

Las mujeres embarazadas con enfermedad de las encías tienen un mayor riesgo de parto prematuro y bajo peso al nacimiento. Por tanto, es esencial tener una buena higiene bucal antes y durante el embarazo. Las mujeres embarazadas deben evitar ciertos medicamentos. Se requiere una consulta con su dentista para asegurar la salud de la madre y el niño.

Lactancia

La leche materna es un alimento muy nutritivo que mejora la salud de los niños y ayuda a prevenir las enfermedades. Permite anticipar las maloclusiones es decir, la colocación incorrecta entre los dientes superiores y los inferiores.
El bebé debe estar sentado en las rodillas de su madre con el cuerpo y la cabeza entre 45 y 70° y no debe estar acostado en la cama. La posición correcta del bebé durante la lactancia le permite respirar por la nariz, apretar sus labios alrededor del pezón, tragar adecuadamente y estimular el desarrollo de sus mandíbulas. El biberón o la lactancia en una mala postura deja pasar el aire por la boca conduciendo a una respiración por la boca. Por otra parte los labios no se cierran, los músculos de estos últimos se utilizan menos.

Succión del pulgar o del dedo

La succión crónica del pulgar o del dedo es un hábito nocivo que causa los problemas siguientes:

  • Paladar estrecho
  • Interposición de la lengua entre los dientes
  • Dientes frontales separados
  • Superposición de los dientes
  • Problema del habla
  • Disminución de la respiración nasal
  • Respiración por la boca

Tetinas

En general, las tetinas se utilizan para evitar la succión del pulgar perjudiciales para la salud del niño. Sin embargo, las tetinas estándares pueden ser tan perjudicial como el pulgar cuando se utilizan con demasiada frecuencia. Se recomiendan tetinas especiales para evitar este problema.

Respiración por la boca

La succión del dedo, el uso excesivo de la tetina o la posición incorrecta del bebé durante la lactancia puede causar un espacio entre los dientes superiores e inferiores. Este espacio no es solamente un problema estético, conduce una respiración por la boca, extremadamente perjudicial para el niño y por lo tanto:

  • Falta de oxígeno en el cerebro
  • Ronquidos
  • Falta de concentración en la escuela
  • Falta de sueño y ojeras
  • Vegetaciones adenoides
  • Mala postura del niño
  • Rechina de los dientes (bruxismo)
  • Cara larga, paladar profundo, mandíbula estrecha, diente incluse
La Asociación Americana de Ortodontistas recomienda un primera visita a un ortodontista a la edad de 7 años. 

Leer más >>>>

 

This post is also available in: Francés, Inglés